sábado, 13 de agosto de 2022
Etiquetas Entradas etiquetadas por "campings de Asturias"

campings de Asturias

Laura-camping-las-gaviotasHija y nieta de empresarios de la hostelería y el turismo muy activos en la costa central asturiana, Laura Arias se perfila como el futuro del negocio familiar. Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Oviedo y cuenta con un master en Recursos Humanos que cursó en Madrid. Antes de incorporarse al negocio familiar trabajó en banca, pero en 2010 «volvió a casa». Está casada y tiene una preciosa niña de seis años, Paula.

-Fueron tus abuelos, Román y Marina, los pioneros en el negocio turístico, al fundar un hotel y restaurante en Santa María del Mar…

-Sí, mi familia se ha dedicado desde siempre al turismo, por eso he visto desde la cuna la realidad de la empresa turística y he asistido a todos los cambios que ha experimentado que han sido muchos.

– Y después tu padre Román siguió con el negocio de los hoteles pero, muy visionario, se fijó en quienes acampaban a pie de playa y abrió el camping Las Gaviotas, ¿de qué año estamos hablando?

-Efectivamente. Mi padre tuvo la capacidad de adelantarse en el tiempo y prever cómo iba a ser la evolución del turismo de acampada. Estamos hablando del año 1981, que fue cuando inauguramos el camping (el año pasado hicimos 40 años).

– ¿Y tú? ¿te quedas con la parte del hotel o te gusta más el camping?

-Ambos me  gustan. Son alojamientos, y dar el mejor servicio a los clientes que confían en tus establecimientos para su descanso, tanto en hotel como de camping, es muy grato. Aunque realmente el sector que más disfruto es el del camping, porque  el ambiente que hay en nuestro sector a mí personalmente me ha enganchado más, es más cercano es una relación más intensa con los compañeros y los clientes e, importante, se desarrolla al aire libre.

– Con 40 años recién cumplidos eres también vicepresidenta de los Campings de Asturias y miembro de la junta directiva de OTEA (Hostelería y Turismo en Asturias), ¿cuál es tu apuesta y tu visión de futuro para el turismo en Asturias?

-Asturias tiene todo lo que debe tener un destino para ser atractivo, y creo que en los próximos años, si la situación de Ucrania y el covid nos dejan, Asturias va a seguir creciendo en número de visitantes y pernoctaciones. Espero que la administración sepa acompañarnos para ir mejorando las comunicaciones y la digitalización del sector.

Laura-Las-Gaviotas– ¿Cómo eres en tu día a día en tu forma de trabajar? ¿eres muy disciplinada, muy exigente con tus trabajadores o dejas mucha «manga ancha»?

-Me gusta que nuestro personal se preocupe de crear valor en su puesto de trabajo. Creo que dejo bastante libertad para desarrollar las responsabilidades porque, en primer lugar, están preparados para ello y, en segundo, me demuestran que puedo confiar en ellos. Nadie es perfecto, pero creo que contamos con un buen equipo.

– ¿Qué significa para ti el Día Internacional de la Mujer?

Nos hace recordar que no todas las personas, tenemos los mismos derechos en el mundo y que aún hay mucho trabajo que desarrollar para que no haya discriminación por motivo del sexo.

-¿Crees que es necesario reivindicar y seguir celebrando un día así?

-Sin duda. Creo que es importante visibilizar estas cosas.

-¿Y cuál crees que es el mayor reto de ser mujer en estos tiempos?

-Hay todavía tareas que mejorar como la equiparación de salarios, pero para mí, sin duda, la conciliación de la vida laboral con la familiar.

– ¿Qué consejos le darías a tu hija como mujer trabajadora del futuro?

-Que se preocupe de crear valor en su puesto de trabajo y que se busque un trabajo que la haga feliz

 

Laura-Arias-y-familiaLaura Arias de cerca:

  • Un lugar para vivir: Asturias
  • Un destino de vacaciones: Florida
  • Una afición: el baloncesto
  • Un momento de tu vida: mi época en Madrid
  • Un plato a probar en la sidrería de Las Gaviotas: el cachopo
  • Una canción: «Son mis amigos”, de Amaral
  • Un deseo para este año: que se acaben la guerra y la pandemia, ¡son dos!

Yolanda-Alzu

Yolanda-AlzuMuy abierta, cariñosa, y abierta a nuevas culturas (aunque a priori parece un tanto tímida), nuestra protagonista de hoy no nació en un camping ni es de origen asturiano, como muchos colegas del sector puedan pensar. La socia fundadora y gestora del agroturismo Amaido (camping rural, casona, restaurante, cultivos agrícolas, granja y pomaradas de manzanos), Yolanda Alzu, nació en Madrid. Sus padres, de orígenes navarros y catalanes residían entonces en Oviedo por motivos familiares, pero cuando se acercaban las fechas del nacimiento de sus hijos, se iban a Madrid, donde vivían los abuelos de Yolanda.

Ella es la mayor de cuatro hermanos y se crió en Oviedo, donde estudió Magisterio en la especialidad de Ciencias Naturales. Su aspecto físico y su atuendo habitual la delatan como amante del deporte. De hecho, mientras vivía en Oviedo pertenecía al grupo de montaña Auseva, con los que se inició en la montaña, la espeleología y la escalada, y con los que sigue manteniendo relación y una salida anual al monte Auseva (aunque últimamente ha cambiado la montaña por el agua, donde disfruta siendo una más en los entrenamientos con su hija en El Club Remeros del Eo en Vegadeo).

yolanda-alzu-¿Cómo llegaste de Oviedo y del ámbito del magisterio al occidente de Asturias y a un camping?

-Al acabar la carrera, con 21 años recién cumplidos, tuve la oportunidad de presentarme a una prueba, para maestra para la Escuela Taller Sestelo en Castropol en la Comarca Oscos Eo. Y lo que supuso un contrato inicial de seis meses, fue mi destino para acabar en San Tirso de Abres, con una empresa y una familia que cuenta con tres hijos (de 14, 16 y 18 años).

-Es decir, tu entrada en el mundo del camping viene de tu vinculación con esa escuela-taller.

-Sí, aunque el título de campista ya lo tenía. La escuela-taller, entre los módulos que enseñaba, tenía el de agricultura, y una de las labores era intentar que los alumnos se integraran en el mundo laboral. Se había intentado gestionar alguna finca con el ayuntamiento de Castropol, pero a través de la gerencia Osco-Eo y del Plan de Dinamización Rural de la Comarca Osco-Eo, se nos planteó una finca en la localidad de San Tirso de Abres para la explotación de invernaderos y cultivos al aire libre y una granja escuela.

-Y te sumaste al proyecto…

-Claro. De ese proyecto inicial, y teniendo en cuenta mi juventud, las ganas de trabajar y salir hacia adelante, me apunté al proyecto orientando mi experiencia a la Granja Escuela. Al poco tiempo se empezó otro proyecto de granja-escuela en Castropol, con lo que el nuestro se cayó y acabó en un camping, y metida como estaba ya en el proyecto, y como el mundo del camping me gustaba, seguí adelante hasta hoy.

yolanda-alzu-¿Y cómo ha cambiado Amaido desde ese 1994 hasta ahora?

– Amaido, ha ido evolucionando constantemente por varios motivos: de los siete socios que éramos inicialmente, se fueron marchando paulatinamente varios, hasta que quedamos dos, que se puede decir que fuimos los que levantamos Amaido, y finalmente, en el año 2010, quedamos la familia: Carlos y yo y nuestros tres hijos, que colaboran con nosotros en el día a día.

En un inicio la parte agrícola era el peso de Amaido, y con el tiempo el camping es el motor (tanto de Amaido como de San Tirso de Abres) y la parte agrícola de granja la hemos diversificado, integrándola dentro del proyecto turístico, para nuestro propio consumo, al ecoturismo, donde los clientes pueden interactuar con el medio.

-¿Qué es, para ti, un camping rural?

-Hoy se habla de camping rural, pero en mis inicios esa palabra solo se vinculaba a casas. En Asturias el inicio de casa rural nació como un complemento a una actividad agrícola. Pero con el éxito y las subvenciones se empezaron a crear casas que no coincidían con la idea inicial.

Camping Amaido no era una casa, pero sí tenía la idea inicial con que fue concebida estaba dentro de una explotación agrícola y hacíamos participes a nuestros clientes de reivindicar los valores del campo y conocer cómo las cosas tienen otra dimensión en el medio rural….

Es decir, todo esto que hoy en día se define como ecoturismo, es lo que durante toda nuestra trayectoria hemos estado realizando, por lo que podemos llevar con orgullo la palabra rural no solo por el hecho de estar en un pueblo de 400 habitantes. Por eso, nuestro lema ha sido siempre el de «el camping Amaido es algo diferente, ven a conocerlo» y el que lo ha conocido, siempre ha vuelto…

yolanda-amaido-¿Y cómo has conseguido hacer visible un camping de interior en una zona, hasta hace bien poco, casi desconocida desde el punto de vista turístico como es la comarca Oscos-Eo?

– No ha sido nada fácil, a base de tesón y mucho trabajo. Y es que, además de lo que ya he contado, me convertí también en oficina de turismo: intento dar toda la información posible (local, de la comarca OscoEo y la Mariña Lucense, descubrir cada año nuevas rutas, lugares mágicos, ferias…). Además, intento aportar un trato personalizado y familiar, unirme a las Asociaciones del Sector y trabajar en unión con los compañeros de la zona, asistir a ferias y eventos donde dar a conocer el proyecto…

-Y todo eso te ha llevado a tener una fidelización con los clientes…

-Sí. Yo hablo de la gran familia de Amaido, que poco a poco hemos ido aumentando generación tras generación. Este año mi gran ilusión ha sido ver cómo niños clientes volvían al camping con sus parejas o amigos para enseñarles Amaido, donde pasaban de críos sus vacaciones y como disfrutaban con la granja. Eso es motivador, y algunos, ya con sus hijos, vuelven a Amaido, a su pueblo, para que experimenten lo que ellos vivieron de niños.

-Eres propietaria, gerente y un poco la “chica para todo” en un camping pequeño pero que exige el mismo servicio al cliente que uno mediano o grande, ¿tus días tienen más de 24 horas?

– Siempre he dicho que soy una todoterreno, que me adapto a todo, pero eso es bueno y malo… no hay término medio. Si me dicen todo que haría cuando decidí quedarme, no me lo creería, creo que saldría corriendo pero, aun así, no me arrepiento. El día no me da para nada, ni en temporada baja ni alta, si el día tuviera más horas ya buscaríamos en qué llenarlas, pero también es cierto que ahora intento poder disfrutar algo más de la vida, aunque sea pequeñas dosis.

-Y es que, además, regentas una casona rural en el mismo espacio, eres miembro de la Junta directiva de los Campings de Asturias, madre de tres hijos y a menudo te vemos también detrás de los fogones o preparando los desayunos de tus huéspedes, creo que ahora te podemos definir como “superwoman”, ¿llevas capa de heroína?

-Ja, ja…. Hay muchas “superwoman “ hoy en día. A nuestra generación nos ha tocado conciliar, vida familiar, vida laboral, vida personal… Pero va en la capacidad de cada una, de las ganas de remar hacia adelante, de trabajar, de establecerte objetivos e intentar superarte cada día con los obstáculos y acontecimientos que se te pongan en el camino.

-¿Es el trato directo con el cliente lo que más te gusta?

-Sí. Es lo que más me gusta y uno de los factores de éxito del camping Amaido, y hoy en día cada vez se está perdiendo en las ciudades. El levantarse por las mañanas, dar los buenos días, que el cliente te cuente su experiencia del día, el poder interactuar con los niños en la granja, darles algo de libertad que hoy en día carecen y verlos jugar, sonreír y marcharse llorando porque quieren quedarse en Amaido… para mi eso es haber conseguido mi objetivo y si, además, cuando estamos en la granja me llaman «maestra» ya es el premio gordo.

-¿Qué significa para ti el Día Internacional de la Mujer?

-Para mí es un día cualquiera, todos los días son el día de la Mujer no deberíamos olvidarlo. No soy partidaria de poner nombres a los días no deberían recodárnoslo, todos los días deberíamos tenerlo presente.

-¿Te has sentido menospreciada o infravalorada alguna vez en este sector por el hecho de ser mujer?

-He venido de una generación en la que chicos y chicas estábamos separados, pero he visto a mis hijos educarse ya desde pequeños en clase mixtas, y las mentalidades de antes a las de ahora han cambiado. No es que me sintiera menospreciada o infravalorada, pero he tenido la sensación de ir a contracorriente, de superar obstáculos y demostrar de que puedes hacerlo.

-¿Y cuál crees que es el mayor reto de ser mujer en estos tiempos?

-Poder tener tiempo para una misma y, si llegas a conseguirlo, que te lo valoren como algo necesario para tu bienestar y realización. Como ya he dicho, nos ha tocado conciliar la vida familiar, laboral y personal.

-Tienes dos hijos y una hija adolescente, ¿qué consejos le darías como “mujer del futuro”?

-Que siempre sea ella misma, con sus ideales, su espacio personal y que sea feliz con sus decisiones.

yolanda-alzuYolanda Alzu de cerca:

  • Una afición: actualmente montaña, remo, la fotografía (siempre estoy detrás de la cámara) y viajar
  • Un lugar para vivir: en contacto con la naturaleza
  • Un paisaje: Picos de Europa y el Eo
  • Un momento de tu vida: hay muchos personales, familiares, profesionales, deportivos… un cóctel de todos ellos
  • Un plato a probar en el restaurante del camping: cualquiera hecho con productos de la huerta
  • Una mujer a la que admires:  ninguna en especial, admiro a todas que, por su esfuerzo, tenacidad siguen remando hacia adelante, sin mirar atrás en cualquier campo, hay muchas mujeres en el anonimato que son merecedoras de mi admiración.
  • Un deseo para este año: sonrisas y volver a una estabilidad

 

gala-campings-asturias-2019

gala-campings-asturias-2019

Enrique Sánchez Fernández, conocido como «El Moreno», falleció el pasado 16 de enero en Gijón a los 93 años. Enrique puso en marcha a principios de los años 60 el camping Gijón en unos terrenos propiedad de su mujer,  Mercedes Loché (ya fallecida), y con quien llevó durante décadas el negocio, hoy en manos de su hijo Antonio, y ubicado en la zona del Rinconín, al este de la ciudad asturiana.

Durante su encuentro anual y gala de campings de la región, la Asociación de Campings de Asturias le rindió un homenaje en marzo 2019 por «toda una vida dedicada al camping», y Enrique acudió a recoger su galardón, como podemos ver en la imagen que acompaña a estas líneas. D.E.P.

premios-camping

camping-asturias

El sector del camping cuenta con una larga trayectoria en Asturias y es un valor turístico de futuro, siempre que los empresarios apuesten por una mayor profesionalización y por utilizar las nuevas tecnologías y herramientas de marketing digital para competir en un mercado turístico cada vez más desestacionalizado. Ésa es la realidad del sector en la región, tal como se puso de manifiesto en la gala anual de la Asociación de Campings de Asturias, que se celebró en el Parador de Cangas de Onís el pasado viernes 3 de marzo con un novedoso formato, en el que se combinó un workshop con una mesa redonda sobre el sector y una cena en un ambiente más distendido.

El sector, a debate

Acudieron a la gala 30 de los 39 campings que forman parte de la Asociación, además del Director General de Turismo del Principado, Julio González Zapico junto a otras autoridades municipales, turísticas y de promoción turística asturianas, la presidenta de la FEEC, representantes de las asociaciones de camping de las regiones limítrofes y periodistas.

workshop-asturias El encuentro comenzó a media tarde, con un workshop en el participaron más de una decena de proveedores de servicios y equipamiento para el camping, seguido de una mesa redonda sobre el sector que sirvió para hacer autocrítica y señalar los puntos de mejora, incidiendo, especialmente, en el revenue management y políticas de precios variables, como se hace en otros sectores turísticos. Participaron en la mesa redonda Fernando Ahijón (presidente de la Asociación de Campings de Madrid), Marta Santamarina (directora del área de Turismo/ camping en Peldaño), Raúl Vaquero (secretario ejecutivo de Campingred), Ana Beriaín (presidenta de la FEEC), Pablo Alonso (presidente de la Asociación de Campings de Cantabria), Charo Fernández (alcaldesa de Ribadesella), Luis Valdés (profesor de Economía de la Universidad de Oviedo), Ricardo Soto (deportista y empresario de turismo activo) y Ramón Álvarez (presidente de la Asociación de Campings de Asturias).

Entrega de galardones y convenio con la Universidad

convenio-universidadDurante el acto la asociación firmó también un convenio con la Universidad de Oviedo por el que Claudia Fernández Ortiz, estudiante del Master en Planificación y Dirección de Turismo, obtendrá la financiación necesaria para llevar a cabo su trabajo de fin de master centrado en las fortalezas y necesidades de los campings asturianos.

premios-campingEl encuentro concluyó con una cena precedida por una entrega de premios a tres «pioneros» del sector en la región: Vicente González García, propietario del camping Buenavista de Perlora; Celso Martínez Villar, dueño del camping Costa Verde de Colunga y Pedro Antonio Ortega («El Ardilla»), fundador del camping Naranjo de Bulnes de Cabrales, por su dedicación y trayectoria profesional.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies