lunes, 13 de julio de 2020
Etiquetas Entradas etiquetadas por "turismo"

turismo

reyes-maroto

reyes-marotoLa ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció, en el Consejo de Turismo, Cultura y Deportes de la CEOE, un plan específico de inversiones para el turismo que presentará España al Fondo de Recuperación de la Unión Europea. Este programa permitirá el desarrollo de proyectos tractores en el ámbito turístico y se desarrollará conjuntamente con las comunidades autónomas, ayuntamientos y los agentes sociales y económicos. En este sentido, la ministra Maroto ha agradecido «el trabajo conjunto de los agentes sociales y empresariales para hacer frente a la crisis del COVID-19 que demuestra que cuando se logran consensos, se consiguen avances más rápidos.

Para la ministra, este trabajo de coordinación público-privada también se ha puesto de manifiesto entre la Secretaría de Estado de Turismo, las CCAA y los agentes económicos y sociales del sector a través del ICTE en la elaboración de 22 protocolos de seguridad frente al COVID-19 que hoy son reconocidos a nivel internacional porque cuentan con certificación ISO. Todo ello con el objetivo de conseguir que España siga siendo el destino más competitivo del mundo, según reconoce el Foro Económico Mundial.

La ministra ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad al asegurar que España es hoy reconocida como un destino seguro, «lo nos va a permitir recuperar la actividad turística de forma paulatina a medida que se recupera la confianza en los viajes y se van abriendo las fronteras gradualmente. Además, hemos reforzado las campañas de promoción, tanto nacional como internacional, con la campaña «Spain for sure».

Por su parte, la presidenta del Consejo de Turismo, Cultura y Deportes de CEOE, Marta Blanco, ha destacado que el sector del turismo vive «una situación crítica tanto en el corto como en el medio plazo». Asimismo, ha trasladado que, además de las medidas adoptadas hasta la fecha, será necesario ampliar de forma urgente la coordinación con las autoridades sanitarias, para lo que sería necesario crear un grupo de trabajo público-privada con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha provocado pérdidas millonarias en el sector turístico. Los campings afrontan la temporada de verano con incertidumbre y reducción en las reservas, en especial las procedentes del extranjero. La solución para salvar el verano pasa por mejorar la experiencia de cliente y atraer el interés de los turistas durante las próximas semanas. Flexibilidad en los cambios, facilitar los medios de pago e inspirar confianza son claves, según Easy Payment Gateway.

Flexibilidad en los cambios

Muchas personas han decidido no viajar este verano o están intentando apurar el momento de la reserva por miedo a un nuevo confinamiento. En estos casos, se aconseja a las empresas del sector ser flexibles y dar a los usuarios la posibilidad de cambiar la reserva sin coste. “Por otra parte, informar de que, en caso de cancelación a causa del COVID-19, el importe será devuelto o se hará un voucher también generará tranquilidad en el potencial cliente y le animará a hacer la reserva”, explica Manuel Prieto, CEO de Easy Payment Gateway.

flexibilizar precios experiencias

Inspirar confianza

Durante las últimas semanas ha aumentado el número de ciberataques con el COVID-19 como gancho. También se han producido robos de datos a importantes empresas del sector, como el ocurrido recientemente con easyJet. En este sentido, Manuel Prieto recuerda que “el consumidor cada vez es más consciente de que sus datos pueden ser extraídos por cibercriminales, así que contar con la seguridad necesaria y hacérselo saber al cliente es muy importante para generar confianza y que esta se transforme en ventas”.

Entre las medidas para evitar el robo de datos el experto destaca la tokenización, que supone una forma segura de almacenamiento de tarjetas bancarias: se entrega al sistema una tarjeta y este devuelve un recibo electrónico, un código único identificativo que reemplaza los datos sensibles de la tarjeta.

“En todo caso, el ciberdelincuente podrá hacerse con el recibo, cuyos datos no le servirán para nada, pero no con la información de la tarjeta”, señala Prieto. “Del mismo modo, la próxima vez que el usuario haga una compra, no tendrá que introducir los datos, ya que la web devuelve el recibo a Easy Payment Gateway y nosotros nos encargamos de toda la operación, con la comodidad que esto supone para el usuario”, añade.

Variedad en los métodos de pago

El hecho de que un alojamiento no cuente con el método de pago preferido del usuario puede suponer que este abandone el proceso de compra en un 50% de los casos. Por ello, ofrecer al cliente potencial un amplio abanico de métodos de pago puede marcar la diferencia a la hora de cerrar una transacción.

Así, y de cara a la temporada de verano, en la que el grueso de turistas extranjeros llega a España, es necesario ofrecer soluciones de pago internacionales. “Precisamente porque este año el número de turistas procedentes de otros países es menor, los negocios deben ofrecer los métodos de pago que más demandan para evitar perder ventas”, señala Manuel Prieto.

El experto puntualiza, además, que el uso de tarjeta en muchos países de Europa es más bajo que en el nuestro. En el caso de Alemania, por ejemplo, la solución de pago más utilizada es Sofort. Se trata de un sistema que se basa, principalmente, en la transferencia bancaria. La principal diferencia con una transferencia normal es que el usuario solo tiene que seleccionar su país y banco. A continuación, introduce su nombre de usuario y contraseña y, para finalizar, solo debe confirmar la transacción introduciendo su PIN. Supone una opción muy cómoda con la que el usuario evita introducir manualmente sus datos bancarios.

El pay by link es otra solución muy útil y cómoda. Una vez confirmados los detalles del pedido, el usuario solo tiene que hacer clic en el enlace que recibirá vía sms o email. Este le llevará a una página segura donde podrá seleccionar el método de pago con el que quiere realizar la transacción y finalizar la compra.

Atención al cliente eficaz

Durante las primeras semanas del estado de alarma, la principal queja de los usuarios del sector turístico fue la imposibilidad de contactar con aerolíneas o agencias de viajes, debido al gran número de consultas recibidas. Para evitarlo, Prieto recomienda invertir, “ahora más que nunca”, en una atención al cliente capaz de hacer frente a este tipo de situaciones de forma rápida y personalizada.

Los chatbots son perfectos para ello, dado que permiten satisfacer las necesidades del cliente de forma rápida e, incluso, cerrar pedidos. A pesar de ello, solo un 30% de los ecommerce cuenta actualmente con esta herramienta.

“La experiencia de cliente es la clave para que, en un momento como el que estamos viviendo, un cliente potencial se decante por nuestro alojamiento, vuelo… y no por el de la competencia. Tanto una atención eficaz como ser flexible en los cambios, ofrecer métodos de pago variados o contar una web segura que inspire confianza son aspectos clave para que estas empresas puedan afrontar la temporada de verano de forma positiva”, concluye el CEO de Easy Payment Gateway.

Imágenes cedidas: Yoann Boyer on Unsplash

bungalow-tamarit

bungalow-serra-de-pradesEl Parlament catalán aprobó este miércoles el Decreto Ley 23/2020, que prevé dejar sin efecto la subida de la tasa turística hasta enero de 2021 con el fin de apoyar la recuperación de uno de los sectores que mayor impacto ha sufrido por la pandemia de la COVID-19. El decreto se aprobó con los votos a favor de ERC, JxCat y PSC, los votos en contra de PP y Cs, y con la abstención de la CUP.

La cámara ha rechazado, en cambio, las proposiciones de ley presentadas por los grupos de Cs, PSC y PP en las que se contemplaba una moratoria para los años 2020 y 2021, o una reducción del gravamen del mencionado impuesto sobre estancias turísticas.

Así, en el decreto se modifica la ley 23/2020 de medidas urgentes en materia tributaria para dejar sin efecto el incremento de la tasa turística que estaba prevista para este año y se aplaza su aplicación hasta enero de 2021, pero también se prevén bonificaciones y aplazamientos en el pago de otros tributos.

El vicepresidente de la Generalitat y el Consejero de Economía y Hacienda, Pere Aragonés, ha justificado esta modificación por el impacto económico que tiene la crisis de la COVID-19 sobre determinados sectores como el turístico. «No podemos desatender al sector turístico, que representa el 12 % del PIB catalán, y que tendrá una recuperación progresiva y no será de golpe como en otros sectores», explicó.

bungalow-tamaritApuntó que durante el confinamiento bajaron un 99,5% las pernoctaciones en Catalunya y estimó que “hay entre 128.000 y 152.000 empleos perdidos”. Para Aragonés, el decreto es una medida “absolutamente oportuna” que da confianza al sector y que responde a sus necesidades actuales, y aseguró que es fundamental aplicar medidas de choque para inyectar liquidez a la economía catalana.

El decreto también pospone el pago del canon del agua para las pymes, por ejemplo, ya que según Aragonès, era necesario adaptar el calendario tributario a la situación posterior al decreto de estado de alarma.

os-batanes-bungalows-2

camping-bravoplayaContinuando con su análisis del impacto del COVID19 en el sector, Braintrust ha realizado una nueva oleada de su Barómetro Turístico que desvela qué tipo de establecimientos serán los más buscados una vez el turismo se reactive en España, en función tanto del perfil del viajero como del tipo de turismo que más ayudará a la recuperación de la demanda en las vacaciones de este 2020, y concluye que los más beneficiados serán los campings (con un crecimiento en los tres últimos años del 9,5%).

Al alojamiento en camping seguirán, entre los menos perjudicados, albergues y apartamentos turísticos, mientras que los más perjudicados serán los hoteles, pensiones y hostales, debido a que los eligen más los viajeros de mayor edad, que serán los que más tarden en retomar las actividades turísticas.

En un análisis más detallado por generaciones, vemos que los mayores de 56 años, escogen principalmente los hoteles (25,4%) y pensiones y hostales (20,4%) para sus escapadas y vacaciones. En el extremo contrario encontramos a los más jóvenes, los de la generación Z (menos de 25 años), que prefieren especialmente los albergues y hostels (el 41,2% de los que se alojaron en albergues son de esa generación) y tras ellos las viviendas de alquiler (14,4%).

En cambio, vemos un comportamiento más similar entre los pertenecientes a las generaciones X (entre 40 y 55 años) y Millennials (entre 26 y 39 años) aunque presentan algunas diferencias. Mientras que los X eligen en primer lugar alojamientos rurales (47,5%) y campings (45,6%), los Millennials demandan también los campings (37,6%) y los apartamentos turísticos (32,0%).

grafico-tipo-alojamiento

Las mujeres apuestan por el camping

Analizando el sexo del viajero también encontramos preferencias distintas por dónde hospedarse. Los hombres presentan una mayor tendencia a elegir alojamientos del tipo hotel (54,3%), pensiones y hostales (59,0%) y albergues y hostels (54,4%).

turistaEn cambio, las mujeres son más propensas a escoger campings (58,0%) y apartamentos turísticos (52,7%) para sus vacaciones. Donde menos diferencias encontramos es en los alojamientos rurales, con un comportamiento parecido entre ambos aunque con una leve preferencia por parte de las mujeres (50,3%).

Dime a dónde viajas…

Otra de las conclusiones a la que llega Braintrust a raíz de su último Barómetro Turístico, es que también hay diferencias de comportamiento a la hora de elegir dónde alojarse en función del tipo de viaje del que se trate.

Para los turistas que deciden viajar a destinos de naturaleza, los alojamientos más demandados son el rural (62,9%), los campings (45,6%), así como los albergues y hostels (36,6%).

cadizCuando las escapadas se hacen a las playas se eligen también los campings (42,5%), hoteles (38,9%) pero, sobre todo, los apartamentos y viviendas de alquiler (58,1%). Para los que deciden hacer escapadas de tipo cultural, las preferencias de hospedaje son las pensiones y hostales (38,4%) y hoteles (33,4%).

Tanto para el turismo deportivo como el de motivos religiosos se eligen los albergues y hostels (32,6% y 8,6%) así como las pensiones y hostales (14,5% y 3,6%). Mientras que para los destinos gastronómicos se demandan pensiones y hostales (5,6%), para el turismo termal y de bienestar los hoteles (4,6%) y para el turismo de compras tanto las pensiones (1,6%) como los hoteles (0,9%).

Esta relación también nos indica qué tipo de alojamientos se verán menos afectados frente a otros más relacionados con destinos que a causa de la crisis del COVID-19 serán menos demandados. Los viajes en entornos naturales serán de los primeros en repuntar este verano gracias a que ofrecen la posibilidad de pasar unas vacaciones alejadas de las aglomeraciones por lo que, de nuevo, los campings, albergues y hostels y también el alojamiento de tipo rural serán otros de los establecimientos que antes podrán recuperarse tras la crisis sanitaria.

Por el lado contrario, encontramos los destinos que podrían generar a priori una menor sensación de seguridad socio-sanitaria, y que serán los que más tarde experimenten su recuperación. Nos referimos por ejemplo al turismo de sol y playa así como el de compras, muy relacionados también con los hoteles.

La diferenciación, clave para superar el impacto del COVID-19 en los alojamientos

Los alojamientos más afectados por el COVID-19 deberán sin duda adaptarse a los nuevos tiempos y protocolos, modificando su oferta en función de las nuevas tendencias para recuperar la confianza del turista.

Según Ángel García Butragueño, co-director del Barómetro Turístico Brainturst y responsable de Turismo y Ocio: “Nunca antes el sector tuvo ante sí un reto de semejantes características y una oportunidad tan grande de transformación. Va a ser necesario reinventarse, pero siempre teniendo en mente lo que quiere el consumidor y el medio/largo plazo. No cabe duda de que esta pandemia pasará, pero la transformación sectorial debe permanecer”.

Una de estas nuevas tendencias está relacionada con la tipología de establecimiento que se elige para el alojamiento durante las vacaciones. Los alojamientos Eco-Friendly son los que más adeptos ganan en los últimos años (36,6%). De hecho, en torno al 69% de los viajeros estaría dispuesto a pagar más por una estancia sostenible. También los alojamientos temáticos son cada vez más atractivos de cara al viajero (30,5%), siendo además en ambos casos las generaciones más jóvenes las que mayor interés muestran en ellos.

Las redes sociales, el gran aliado

Por otro lado, el mundo digital y de las redes sociales se convierte en estos tiempos en un gran aliado de cara a una buena publicidad de las empresas. En este sentido, el 72% de los viajeros afirma que tiene en cuenta las valoraciones que encuentra en internet sobre alojamientos, actividades y restaurantes a la hora de elegirlos para sus viajes y escapadas. Y que existe una puntuación mínima por debajo de la cual no se tiene en consideración el establecimiento.

Es clave conocer qué pueden ofrecer los alojamientos turísticos a los viajeros para adaptarse más a sus necesidades y que además les ayuden a diferenciarse del resto. El Barómetro Turístico de Braintrust desvela que los aspectos que más interés generan en el huésped son los que tienen que ver con el asesoramiento y la personalización incluso por encima de la tecnología (habitaciones conectadas, contratación de servicios por App, atención al cliente por WhatsApp…).

“Nos referimos al asesoramiento sobre sitios y actividades locales así como de gastronomía relacionada con productos de la zona y ecológicos; en definitiva, ofrecer elementos de valor que permitan al viajero integrarse y empaparse de la cultura y las costumbres del lugar que visitan. Acuerdos con restaurantes, espectáculos, etc. que ofrezcan algún tipo descuento en precios a los viajeros y contar con espacios de ocio específicos dentro de sus instalaciones son otros de los aspectos bien percibidos por el turista”, concluyen.

kiko-park-camping
kiko-park-camping

La secretaria de Estado de Turismo de España, Isabel Oliver, aseguraba estos días España es un “destino seguro” que está preparado para abrirse al turismo, y afirmaba que el país seguirá posicionándose como un referente turístico mundial, aunque “va a costar” remontar la crisis del sector.
De hecho, tras la reapertura de fronteras con los países del espacio Schengen el día 21 de junio, Turespaña ha actualizado los informes de situación y tendencias de los principales mercados emisores, como Reino Unido, Alemania o Francia.

En cuanto al mercado británico, el principal emisor de turistas a España (21,6% del total en 2019),  una vez finalizado el estado de alarma se ha ido recuperando la conectividad por tierra, mar y aire. El anuncio del Gobierno español de que España levantará restricciones a los viajes internacionales y no obligar a cuarentenas fue muy bien recibido por el Sector británico, alentando la esperanza de que se pueda viajar a España durante los meses de julio y agosto. Y a pesar de que cerca de la mitad de los británicos han decidido posponer sus viajes, España sigue siendo su destino favorito. Entre las búsquedas de los turistas británicos, octubre y noviembre se sitúan como los meses más populares de las nuevas posibles reservas y Benidorm como principal destino entre los más buscados. También tienen una posición privilegiada de cara al próximo invierno Canarias, la Costa del Sol, la Costa Blanca y Baleares.

Sin embargo, para los alemanes (segundo mercado emisor en 2019, con 11,18 millones de turistas), según las últimas encuestas, un tercio de los ciudadanos alemanes van a posponer o cancelar sus vacaciones de verano. Para los alemanes, la protección contra la infección es, con diferencia, el factor más importante para decidirse a viajar a un destino, seguida de unas condiciones de cancelación flexibles, los números oficiales de la infección en destino, la situación financiera personal y en quinto lugar, el precio del viaje. Para los meses de julio y agosto se puede esperar una recuperación en el entorno del 30% al 40% en un escenario muy positivo y de un 20% al 30% en una estimación prudente. La recuperación, en su caso, estará además sujeta a posibles cambios en las fechas de las vacaciones escolares de los Lander y al levantamiento de la cuarentena obligatoria tras un viaje.
En cuanto a Francia (tercer mercado internacional con más de 11 millones de turistas en 2019), España se ha mantenido como primer destino internacional. Y aunque, según un sondeo reciente, solo un 13% de franceses viajará a destinos internacionales este verano, mantienen la confianza sobre la fiabilidad de España; no identifican España con la epidemia y tienen una buena imagen de la gestión de la misma. Así, para la temporada de verano ha habido un aumento de la percepción de poder viajar a los destinos españoles y solicitan la mayor información posible sobre el calendario de reaperturas de alojamientos y lugares turísticos.
Además, este año el distintivo «bandera azul» en las playas va a cobrar más importancia a causa de la pandemia, y España  ha obtenido un total de 688 Banderas Azules (589 playas, 98 puertos deportivos y cinco en embarcaciones turísticas sostenibles), 19 más que el año pasado, siendo la Comunidad Valenciana líder en número de playas con Bandera Azul este año, aunque el aumento más significativo se producido en Andalucía. Estas condecoraciones son concedidas por la Asociación de Educación Ambiental e do Consumidor y ponen en valor la excelente calidad de las aguas, la seguridad, los servicios, la accesibilidad, una acertada gestión ambiental y la sostenibilidad, contribuyendo este año más que nunca a la buena imagen de nuestro litoral.

CAMPING BAYONA PLAYA

turista-costa-mediterraneaEl año pasado llegaron entre los meses de verano casi 30 millones de turistas a España (9,8 millones en julio, 10 millones en agosto y 8,9 millones en septiembre). Unas cifras que este año será imposible volver a replicar ante la paralización del sector durante los tres últimos meses y las restricciones de seguridad derivadas de la pandemia del coronavirus. La esperanza del sector pasa por alargar la temporada hasta otoño para, así, tratar de salvar el año en el turismo.

Tras los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, cuando menos turistas llegan a España, en marzo se suele iniciar el repunte hacia julio y agosto, meses «top», pero este año, con un inicio de temporada a cero, la esperanza y la recuperación paulatina pasa por los meses de julio, agosto y septiembre. Desde el Gobierno, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, considera en que tras la apertura de fronteras, «en las próximas semanas y meses iremos recuperando la actividad». Y asegura que «los datos que tenemos nos permiten ser ciertamente optimistas dentro de lo que será una temporada distinta porque tenemos que convivir con la pandemia».

Evo1Aún así, y aunque la temporada en los campings no se aventura tan mala como se pensaba hace solo unas semanas, falta por ver cómo reacciona el consumidor, ya que el 40% de los turistas españoles que el año pasado viajaron en verano no tiene previsto hacerlo este año, según la encuesta de temporada de Observatur, elaborada por un conjunto de empresas del sector. Además, cae el gasto: el viajero nacional tiene previsto gastar 595 euros por persona, frente a los 714 euros y 719 euros de los pasados veranos.

 

playadelacaleta

playadelacaletaLa crisis del coronavirus ha afectado más a Madrid y Cataluña que al resto de España, por eso los viajeros nacionales están decantándose por destinos como Andalucía, Asturias o Galicia para pasar sus vacaciones.

Así se desprende del II Informe#LovingTourism, que confirma que un 40% del turista nacional pretende viajar este verano y hasta un 67% señala que viajará de dos a tres veces en lo que resta de año. Este segundo estudio llevado a cabo por CastroConsulting Marketing & Strategy en el marco de la iniciativa solidaria de apoyo al turismo nacional #LovingTourism se presentó la semana pasada a través de un Webinar. 

En la elaboración deEstudio sobre la Intención de Viaje del Turista Residente en España durante la Fase de Desescalada, se han analizado los resultados de 6.936 encuestas a residentes en España mayores de 18 años. La encuesta ha sido realizada durante parte de la Fase de Desescalada (11 al 24 de mayo de 2020).

Sin lugar a duda, la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus está teniendo un gran impacto sobre la demanda turística. De un lado, la merma de turistas internacionales por el cierre de fronteras y reducción de vuelos con determinados países, y por otro, la retracción de la demanda interna que según la encuesta realizada en este II Estudio puede estar entre el 21 %% (españoles que afirman que no saldrán de vacaciones este año) y el 59 %% (en el caso de que los españoles indecisos decidan también no viajar).

Una de las buenas noticias que deja este Informe es que, a cerca de la mitad de los residentes entrevistados, en la fase de desescalada, la crisis sanitaria no les ha impedido trabajar con cierta normalidad (48,3%), al 16,5% y 9% tampoco les ha afectado, por no estar activos (jubilados, estudiantes…), o porque ya estaban en el paro antes de la aparición del COVID-19. En cambio, uno de cada cuatro confiesa que la crisis sanitaria le ha perjudicado claramente, llevándole a un ERTE (en sus distintas modalidades), cese de actividad o simplemente dejándole sin trabajo.

La actividad se ha visto más comprometida en los archipiélagos Canario y Balear (33% y 30,9% en ERTE, cese o sin trabajo), que en el resto de los territorios. Por otro lado, se ha podido comprobar que los empleos de las mujeres y los jóvenes están sufriendo más los efectos adversos de esta crisis sanitaria.

Desestacionalización de la demanda

Junto a esta pérdida de la demanda turística interna, también se van a producir cambios en el comportamiento de los turistas residentes en España que finalmente salgan de vacaciones este año. En este sentido, se avanzará hacia la desestacionalización, agosto continuará siendo el mes de vacaciones por excelencia 57,5% aunque cobran protagonismo los meses de julio 40,3% y septiembre 38,5%. Además, el efecto del COVID 19 queda patente en el escaso número de ciudadanos que confiesan que veranearán en junio 7,7% quedando por debajo del resto de meses del año.

Si algo positivo podemos extraer de la aparición del coronavirus, es su efecto de desestacionalización de la demanda, pues 76 de cada 100 personas, que viajarán en 2020 confiesan que emplearán el periodo de septiembre a diciembre.

La intención de viajar fuera de la temporada alta se hace patente en aquellas personas que ya no estaban activas antes de la pandemia, con domicilio en la Comunidad Valenciana, Cantabria, Castilla La Mancha y los dos archipiélagos. A mayor edad, superior probabilidad de postergar las vacaciones para los meses de septiembre y octubre (especialmente las personas que ya estaban en una situación laboral de inactividad y viajaban solas o en pareja), y a menor edad, mayor posibilidad de viajar en agosto o en diciembre.

El automóvil será el principal medio de transporte, aunque se va recuperando poco a poca la confianza en uso de transportes colectivos

Este año #YoMeQuedoEnEspaña

playamotrilEn 2020 prevalecerán los viajes dentro del territorio nacional (84%) frente a los internacionales. Los destinos de sol y playa siguen siendo los más solicitados 62,8% aunque el peso de los naturales también es muy elevado 51,2% Ahora bien, en la fase de desescalada se evidencia la intención de ir a una mayor variedad de destinos que en las dos fases anteriores. En líneas generales, afianzan su crecimiento el turismo rural y el excursionismo, en detrimento del turismo urbano, aunque también evidencia una cierta recuperación con respecto a la fase de confinamiento.

Los destinos extranjeros están cada vez más descartados, del 50,2 al actual 16 2. En efecto, 81 4 de los entrevistados veranearán en otra Comunidad Autónoma, recogiendo este turismo endógeno especialmente Andalucía, Galicia y el Principado de Asturias, seguido de la Comunidat Valenciana y islas Baleares. Las zonas urbanas como Madrid y Cataluña son las grandes perjudicadas por la crisis sanitaria, viendo como la intención de viaje desciende a un 5 y a un % respectivamente.

En el verano que acaba de comenzar, el mes de septiembre será el nuevo julio en las preferencias de viajes turísticos de la población española, según revela un informe elaborado por Ipsos y THR (Asesores Internacionales para la Industria Turística). El estudio, para conocer cómo serán los viajes de los españoles en  los meses que quedan de año, más allá del periodo típico vacacional de verano, se ha hecho a través de 1.000 encuestas realizadas del 5 al 7 de junio a adultos de 18 a 65 años de edad.

Así, el estudio indica que se produce un ligero retraso temporal en los viajes, y es que aunque el verano seguirá siendo la época más elegida para disfrutar de estos días fuera de casa, la crisis del COVID-19 ha hecho que septiembre gane adeptos (22%) frente a julio (19%), aunque agosto sigue siendo el rey de la temporada con un 37% de españoles que realizará sus viajes durante este mes. Mientras que octubre se sitúa como el elegido por un 10%, noviembre por un 7% y diciembre por un 6%.

infografia-septiembre-julio

Un 25% de los encuestados ya ha reservado

A fecha de 5-7 junio,  el 25% de españoles ya tenía su reserva para viajar durante los meses de verano (de julio a septiembre), pero un 75% aún no la ha formalizado. La previsión de los impulsores del estudio es que el fin del estado de alarma provoque un gran número de reservas, como lo muestra el hecho de que un 43% declara que piensa hacerlo próximamente. El último trimestre del año muestra aún más oportunidades para los destinos, ya que más del 75% de los que tienen intención de viajar ese periodo no ha formalizado su viaje.

El tipo de viaje también depende del objetivo del mismo, así, si lo que se busca es descansar (la opción del 57%) y se trata de las vacaciones principales del año, los destinos de costa son los más elegidos por un 29% de viajeros, mientras que si es una escapada más breve, un 30% prefiere destinos rurales.

Además, si el objetivo de estas vacaciones más largas es descubrir nuevos lugares (elegido por un 18%), un 16% elige el turismo de ciudad cuando disponen de más días para hacerlo, un porcentaje que sube hasta el 34% cuando se trata de un viaje más corto. Cuando el motivo del desplazamiento es hacer alguna actividad especial, algo que realizará el 21%, el turismo gastronómico es el preferido tanto para unas vacaciones principales (13%) como para una escapada (22%).

infografia-02

Destinos preferidos

Los destinos preferidos este año también sufrirán cambios, atendiendo al turismo doméstico,  destaca la desaparición de las Islas en el top 10 dentro de las Comunidades Autonómicas, siendo Andalucía (26%), Cataluña (11%) y Comunidad Valenciana (10%) las primeras en el ranking, seguidas Castilla y León (8%), Galicia (8%) y Asturias (6%). Por provincias, también se encuentran variaciones entre los meses de verano y los de otoño/invierno, siendo Málaga, Cádiz y Asturias las más elegidas para los próximos tres meses, y Málaga, Granada y Barcelona para el último trimestre del año.

“Los datos de este estudio son especialmente relevantes este año ya que ofrecen a los destinos información muy focalizada en la población con mayor propensión viajera (de 18 a 65 años). La no inclusión en el estudio de los mayores de 65 años hace que se eleve el porcentaje de la población viajera, la que interesa a nuestros clientes del ámbito turístico”. afirma Eva Aranda, responsable del estudio para Ipsos.

destinos-turismo-domestico

Estrategias para fomentar el turismo este año

En un año tan complicado, las estrategias de marketing se vuelven fundamentales para fomentar el turismo y animar a los españoles a viajar. Lo primero que hay que tener claro es a quién dirigirnos, y para los próximos meses, el público más interesante son aquellos que forman parte de la Generación X (1969-1980) y los Millennials (1981-1993), y también hay que tener en cuenta a los últimos de la generación Baby Bommer (1949-1968) de cara a la última parte del año.

Conseguir derribar las barreras que tienen actualmente los usuarios a la hora de desplazarse es fundamental para conseguir la mayor movilidad posible, por eso, antes de viajar debemos reducir su estrés aportándole seguridad y confianza. Esto pasa por mostrar empatía antes las circunstancias (facilidades de cancelación, pago flexible…), dar incentivos a reservas tempranas, ofrecer un trato personalizado, y, por supuesto, aliviar la sensación de inseguridad con información clara y transparente durante todo el proceso previo al viaje.

El cliente: seguro y cuidado

Una vez que los clientes estén en el destino elegido, es importante hacerles sentir bien cuidados y fuera de todo peligro durante su estancia con medidas que garanticen la protección del cliente en todo momento, así como facilitar el uso de la tecnología siempre que sea posible y adherirse a certificaciones de destino seguro. También es importante este año adaptarse a las necesidades del turista nacional, que será más numeroso y se debe sentir igual de satisfecho.

Por otro lado, se debe hacer hincapié en los beneficios de viajar, sobre todo después de lo que hemos pasado, los usuarios deben retomar el contacto con el turismo para dejar atrás las sensaciones vividas durante los últimos meses, celebrar la vida y volver a activarse. Para conseguirlo es importante transmitir mensajes clave que nos ayuden a llegar a los usuarios, así, debemos enfatizar aspectos como la baja masificación, la llegada de la normalidad a los destinos, la seguridad sanitaria, y que son bienvenidos en todos los destinos.

Mallorca

MallorcaEl presidente Pedro Sánchez ha presentado este jueves el Plan de Impulso al Sector Turístico. Más de 4.000 millones de euros destinados a impulsar el sector, con una estrategia que se articulará en cinco grandes pilares.

 

«Hoy presentamos el plan para relanzar al turismo. Es el momento de dar un paso más, de volver a impulsar el sector», ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la presentación del Plan de Impulso del sector turístico, dotado con 4.262 millones de euros para reactivar al sector ante el impacto de la crisis del coronavirus

El paquete de medidas presentado se divide en cinco ejes:

  • Medidas higiénico-sanitarias que ofrezcan confianza al viajero.
  • Campañas de promoción para fomentar el posicionamiento del turismo en España como un destino seguro y sostenible.
  • Medidas de apoyo empresarial y de mejora de la competitividad del sector. Así, se destinarán 2.500 millones de euros de tramo preferente en las líneas de avales ICO.
  • La creación de un observatorio de  que proporcione datos para el conocimiento turístico y para tomar decisiones en política turística.
  • Un programa de competitividad para las empresas y trabajadores del turismo, dotado de 850 millones de euros para la sostenibilidad y digitalización.

plan-impulso-turismoEl objetivo de este plan, como ya adelantaba la ministra Reyes Maroto en la apertura del Summit Barcelona 2020 el miércoles 17 de junio, es «tender hacia un modelo de sostenibilidad socioeconómica, medioambiental y territorial».

El presidente Pedro Sánchez ha afirmado que la recuperación de la actividad turística será prioritaria para el Ejecutivo, pues se trata de un sector que supone más del 12% del PIB español, que ha sido uno de los más dañados durante la pandemia de la COVID-19 como consecuencia de las restricciones a la movilidad y que será “clave” para la recuperación de la economía. Así, el Gobierno, según ha explicado el presidente, quiere aprovechar la superación de la crisis no para volver al punto anterior, sino para transformar las fortalezas de la oferta turística española para impulsar la renovación urbana y hacerla más sostenible desde el punto de vista medioambiental.

En el acto de presentación del plan, Sánchez ha estado acompañado por la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y los ministros Arancha González Laya, José Luis Ábalos, Reyes Maroto, José Manuel Rodríguez Uribes y José Luis Escrivá. También estuvieron representantes sindicales, de la patronal y de las comunidades autónomas.

Es cierto que desde el sector, es cierto, se esperaba una inyección más fuerte de la finalmente aprobada. De hecho, la Federación Española de Campings considera que «este Plan es totalmente insuficiente. Además, llega tarde. Otros países sacaron el suyo propio mucho antes y con más recursos económicos».

Y añaden que «el principal problema son los ERTES. Terminan a 30 de junio y aún no sabemos qué va a pasar. Deben prolongarse los ERTES de fuerza mayor hasta final de año con el objetivo de preservar las empresas y el empleo». Piensan, además, que «tampoco se favorece un estímulo para el turismo interno como sí han hecho otros países, como Alemania, Francia o Italia. Esto era fundamental para este verano».

En el mismo sentido, el presidente de la patronal CEHAT (de la que forma parte la FEEC), Jorge Marichal, pide «flexibilidad» a la administración para que el sector tenga la seguridad necesaria que les permita ser «valientes» ante el futuro del turismo y dar «pasos firmes».

Puedes descargarte aquí el documento completo.

barcelona

El turismo en la era poscoronavirus y la recuperación del sector de los viajes han centrado el debate del primer Summit Virtual Barcelona 2020 Tourism & Economy,  que durante dos días ha reunido, de manera virtual, a destacados expertos del sector.

summit-logoEn la apertura de la jornada online, el miércoles 17 de junio, participaron la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; el Vicepresidente del Govern catalán, Pere Aragonès; la Presidenta de la Diputació de Barcelona y Alcaldesa de l’Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; el 1er Teniente de Alcalde del ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni; el Director Ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT/UNWTO), Manuel Butler, y el Presidente del Comité Organizador del Summit, Jordi Alberich.

Durante su intervención, Reyes Maroto defendió la gestión que está haciendo el Gobierno de la crisis y la recuperación turística del país. Recordó que España es líder en competitividad internacional y en desarrollo de destinos inteligentes, según el Foro Económico Mundial. La ministra reconoció que la temporada turística 2020 será «distinta», y que el objetivo inmediato es «recuperar la movilidad nacional e internacional». También ha dicho que es imprescindible «garantizar el viaje seguro, con protocolos y guías para transportes y destinos», en los que ha trabajado el Gobierno y el sector privado, y se ha referido también a la necesidad de garantizar la seguridad de los turistas «en origen y en destino». »

La ministra añadió que el turismo de interior es una buena alternativa económica, «sobre todo en zonas en peligro de despoblación», y que los fondos provenientes de la Unión Europea servirán para diversificar la oferta fuera de temporada y también territorialmente, más allá de las zonas costeras.

Un foro virtual

Este encuentro virtual ha girado en torno a la recuperación del sector de los viajes y su ecosistema tras la pandemia del coronavirus, la importancia que cobra en el actual contexto la seguridad sanitaria y cómo los viajes se van a situar en el centro de una nueva etapa de la humanidad, facilitando unas relaciones interpersonales más profundas para el entendimiento global.

barcelonaEl foro ha analizado también factores como la movilidad, la seguridad en las grandes ciudades y su área de influencia, así como la conectividad, la digitalización de la sociedad y la financiación en la etapa poscoronavirus. Así, los principales bloques temáticos que se han abordado en las distintas ponencias y mesas de debate han sido:

  • Los nuevos imaginarios de futuro: El ejemplo de Barcelona y su área de influencia.
  • Medidas impulsoras del nuevo turismo y seguridad sanitaria.
  • ¿Cómo se viajará en el nuevo turismo?
  • Mercados emisores y un nuevo esfuerzo para la captación turística.
  • Digitalización y Ciberseguridad: Elementos clave en la proyección de los destinos.
  • La estrategia de promoción turística del destino Barcelona: El reto del futuro.
  • La financiación como primer elemento de la reactivación turística.
  • La aplicación de los ODS, factor irrenunciable para la sostenibilidad de nuestra sociedad.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies