viernes, 2 de diciembre de 2022
Etiquetas Entradas etiquetadas por "liderazgo"

liderazgo

puzzle

‘Saben aquel que diu’ que «una abuela le pregunta a su nieto: ¿Juanito, quieres mucho a tu hermano Pablito?; y éste le contesta «sí, abuelita, como Caín a Abel». Y es que la consanguineidad no garantiza la ausencia de conflictos.

Por Jordi Tarragona (*).

 

jordi-tarragonaLa mayoría de empresas familiares (y los campings en España son un claro ejemplo, en su inmensa mayoría, de empresa familiar) no tienen conflictos en este momento, pero ¿hay alguna empresa o familia que nunca haya tenido algún tipo de conflicto en algún momento? Sin conflicto no hay progreso, la cuestión es su intensidad y duración. Dado que en la familia los vínculos afectivos son más fuertes, los conflictos pueden ser más sangrantes que en las empresas no familiares; pero por otro lado pueden perdonarse cosas que no se perdonarían fuera de la familia.

Además, los conflictos familiares se pueden ampliar debido a que la relación es más intensa en profundidad y duración, en dos sentidos: la relación continua fuera de la empresa y a que los familiares tienen más difícil dejar el trabajo o la propiedad en una empresa familiar que en una empresa no familiar.

Los conflictos son inevitables en toda relación, la cuestión es cómo se convierten en positivos

conflictos en las empresasDicen que «la mejor forma de evitar que haya conflictos entre socios es que su número sea impar e inferior a tres». También dicen que, «si dos personas están de acuerdo en todo y siempre, una sobra». Y finalmente, que dos no se pelean si un no quiere. Los conflictos son inevitables en toda relación, la cuestión es cómo se convierten en positivos.

La mayor parte de los conflictos son debidos a diferencias de información o percepción. En los conflictos familiares la historia de la relación puede ser clave para su comprensión y solución. Con mucha facilidad se reproducirán los conflictos de la infancia; los celos pueden ser inevitables.

A lo mejor lo que se necesita no es asesor empresarial, sino conductual.

Muchas veces delante de un conflicto en la empresa familiar lo que hay realmente esun conflicto familiar que se está substanciando en el terreno empresarial. Incluso sin que las partes se den cuenta. Es importante asumirlos. Y para solucionarlo a lo mejor lo que se necesita no es asesor empresarial, sino conductual.

El conflicto suele ser debido a una diferente percepción (recodemos la diferencia grafica entre 6 9), que genera diferentes expectativas. Puede tener su origen en una asimetría de la información. La mejor acción delante de los conflictos es la prevención, no tanto para eliminar totalmente su aparición como para reducir su virulencia y ser ágiles en su resolución. Y la mejor forma de prevención es la comunicación sincera.

 

(*) Jordi Tarragona es consejero de familias empresarias y abogado; profesor de Empresa Familiar en ADE Universitat Central de Catalunya y coautor del libro “Los Aristegui: una familia, una empresa”, publicado por Profit Editorial.

La crisis turística de 360º que ha afectado a todos los destinos-ofertas y a todos los profesionales, nos obliga a transitar del mandar personas a liderar equipos de profesionales orientados a la felicidad de los clientes, convirtiéndolos en embajadores, necesitando compartir los valores positivos e innovadores del cambio. El profesor Biosca nos da las claves para ser un líder orientado al cambio en este artículo.

Domènec Biosca Vidal
dbiosca@educatur.com

Para conseguirlo, el líder con influencia y éxito debe cuidar estos 17 ingredientes, también en los campings:

  1. Que recuerde los valores de la cadena de compromiso como una LLUVIA FINA, hasta que todos los profesionales se lo crean y quieran transmitirlo a los nuevos miembros del equipo y a los clientes.
  2. Que cada profesional se sienta EFICIENTE para conseguir el éxito.
  3. Que cada profesional se sienta RECONOCIDO.
  4. Que practique la EXIGENCIA A TODOS y en todo sin excepciones.
  5. Que se conozca a qué juega la empresa…SU MISIÓN.
  6. Que NO SE ROMPA LA COMUNICACIÓN. Es mejor limitar el liderazgo a matar la comunicación.
  7. Tener y compartir UN MISMO ESTILO de relacionarse consecuente con lo que queremos ser, con nuestra identidad, nuestra orientación al logro, el querer ser únicos y distintos: “LOS MEJORES”…SIN ESTILO NO HAY ÉXITO.
  8. Hay que apostar por el TALENTO, situando a cada individuo donde pueda desarrollar sus habilidades, tanto del talento como del talante y en consecuencia sea útil al equipo.
  9. Descubrir e intuir a los talentos y buscarles su lugar para crecer.
  10. El talento necesita de confianza para poder creer y desarrollar su libertad creadora.
  11. El círculo virtuoso del talento individual y del equipo exige del líder “tolerancia cero” con los que no quieren ser útiles y positivos al equipo.
  12. TRANSMITIR RIGOR predicando con el ejemplo.
  13. TRANSMITIR MENSAJES positivos para trabajar la autoestima.
  14. Transmitir TRANQUILIDAD para facilitar desarrollar la imaginación y la genialidad para poder ser únicos y distintos que la competencia.
  15. Transmitir SUEÑOS para que todos los individuos del equipo quieran esforzarse para conseguirlos.
  16. Transmitir EMOCIONES – SENTIMIENTOS positivos favoreciendo que sus profesionales lo sientan próximo por tener los valores de las buenas personas.
  17. Transmitir que es importante para LOS ÉXITOS DEL EQUIPO, porque está siempre, formando, ayudando y apoyando especialmente en las situaciones difíciles. Los empleados comentan: «confiamos en él».

En definitiva, los lemas a tener en cuenta serían:

«QUIEN NO INICIA UNA BATALLA LA PIERDE»

«QUIEN LA INICIA LA GANA O LA PIERDE»

 

 

liderazgo

En las circunstancias actuales, donde fidelizar es imprescindible, dominar los talentos para poder actuar como un líder orientado a la formación de los anfitriones cinco estrellas es imprescindible. Se trata de conseguir convertir a los campistas en embajadores virales, proactivos y positivos, que nos recomienden, según explica el profesor Domèneq Biosca en este artículo.

Domènec Biosca Vidal
dbiosca@educatur.com

Tan sólo a aquellos que se sientan seguros ante el vacío y las críticas no les creen tensiones, les gratificará imaginar alternativas, escogerlas, rectificar como un acto de sabiduría, creyendo en lo más profundo de su alma que escuchar es enriquecerse, prefiriendo el éxito del equipo al suyo propio, consiguiendo que su mente rebose de positivismo, proactividad y posibilismo sosegado por el rigor de los números y tendencias, disfrutando y consiguiendo que en su alrededor todos también se ilusionen, para liderar si potencian estos cinco talentos.

1. El talento de hacerse entender: es decir, de crear un clima de adhesión racional, reflexivo y de atención, pero no de tensión, consiguiendo que los colaboradores tengan claro lo que se espera de ellos, que no haya dudas. Para ello, debe prepararse en las técnicas de comunicación y conducción de reuniones.

2. El talento de escuchar atentamente: es la única forma de saber lo que piensa la competencia, el cliente, el empleado y el accionista. Puede optar por oír pero no escuchar, queriendo tener razón sin averiguar si esta razón también coincide en todo o en parte con la razón del otro interlocutor; o puede optar por oír y escuchar, entendiendo por ello la reflexión de lo que su interlocutor le está diciendo para poder coincidir o no, pero siempre entendiendo y conociendo sus razones para llegar a un posible acuerdo.

3. El talento de entrenar: he preferido utilizar la palabra entrenar por lo que tiene de enseñar lo teórico y lo práctico. Sólo aquel líder que escoja el camino de enseñar en cuanto acompañar y adiestrar, de forma breve, no con sesiones maratonianas y aburridas, los conocimientos que puedan ser aplicados de forma inmediata, con continuidad, conseguirá componer un equipo coordinado, eficiente con armonía. Con objetivos comunes, y con un estilo compatible de dirigirse los unos a otros. Un equipo no se consigue por casualidad ni se encuentra en una esquina. Hace falta crearlo, es decir, entrenar a sus componentes y el líder predicando con su ejemplo.

4. El talento de no desmotivar: he preferido utilizar esta expresión en lugar de la de motivar, porque he llegado a la conclusión de que motivar es tan complejo que su aplicación cae en el mundo de los imposibles. En cambio, concretar lo que no hay que hacer para no desmotivar es posible, si se hace de forma práctica y amena.

5. El talento de controlar para rectificar: son muchos los directivos que, o no controlan a tiempo real con lo que consiguen ser sorprendidos por los errores y a veces con la crisis, o controlan para cazar a los culpables, haciendo caer todo el peso de los galones de mando sobre el colaborador. Controlar significa pactar o concretar la información que desea recibir, cuándo la quiere recibir, cómo quiere que se la presenten e incluso, el tipo de análisis que desea que se efectúe, con un único objetivo, poder rectificar a tiempo real si fuese preciso. Cuando un «controller» detecta un error, debe avisar primero al interesado. Lógicamente, cuando el controlado no rectifica, se deberán tomar las medidas oportunas.

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies