De izquierda a derecha, Joan Barniol (representante de la Asociación de Campings de Montaña y del Pirineo Catalán), Joan Antón , Miquel Gotanegra y Marta Cortina .

El presidente de la Asociación de Campings de Girona, Miquel Gotanegra, ha sido reelegido como presidente de la Federación Catalana de Campings (FCC) en las elecciones celebradas estos días en Barcelona en el transcurso de su Asamblea General.

La candidatura de Gotanegra, que está al frente de la entidad desde octubre de 2014, era la única que se había presentado y ha contado con el apoyo unánime de todos los asociados presentes. La nueva junta directiva está integrada también por Joan Antón (presidente de la Asociación de Campings de Tarragona) en el cargo de vicepresidente; Marta Cortina (presidenta de la Asociación de Campings de Lleida) como secretaria; y Montse Arnau (presidenta de la Asociación de Campings de Montaña y del Pirineo Catalán) como tesorera.

Miquel Gotanegra apuesta por continuar la tarea iniciada en su anterior legislatura en defensa y beneficio del sector del camping, y particularmente de las asociaciones integrantes de la Federación y, en general, del sector turístico de Cataluña. Uno de sus objetivos para los próximos cuatro años es que la Federación Catalana de Campings siga siendo el gran lobby catalán del mundo del camping y que integre el máximo número de establecimientos (en la actualidad agrupa a unos 300 campings catalanes). “Es necesario que continúe siendo un auténtico foro de encuentro, para tratar los temas conjuntos y un interlocutor con las administraciones para que el sector siga siendo puntero”, afirma Gotanegra. Según él, en estos momentos el sector tiene varias cuestiones importantes a tratar, entre ellas el seguimiento del nuevo Plan Director Urbanístico para la actividad de campings que se está redactando y también está pendiente del nuevo decreto de Turismo de Cataluña; continuar la colaboración que ha habido hasta ahora con la Dirección General de Turismo y con la Agencia Catalana de Turismo para seguir promoviendo la actividad de camping en el país y la excelencia de los establecimientos que se dedican. Otro de los objetivos que se ha marcado el presidente reelegido es conseguir que el estilo vida del camping en contacto con la naturaleza se haga más popular en Cataluña y poder llegar a los niveles de otros países como Dinamarca, Alemania, Holanda, o Bélgica.