viernes, 22 de enero de 2021
Etiquetas Entradas etiquetadas por "creatividad"

creatividad

creatividad

La creatividad está dentro de nosotros, y desarrollarla permite al hombre hacer de su vida una historia que merezca ser contada. El coach Pepe Cabello explica en este artículo las ventajas de desarrollar la creatividad en momentos de incertidumbre como el que estamos viviendo.

Pepe Cabello, Entrepreneur & Life Coach

Creador de la Escuela on line Desarrolla tu potencial

Pepe-Cabello

Definitivamente “ser creativo” es un “estilo de ser”, una manera de vivir, una elección. Es algo que sucede a partir de una decisión que debes tomar y que en estos tiempos que vamos a comenzar a vivir de la “era post covid” es imprescindible, si quieres, no sobre vivir, sino súper vivir.

La creatividad está dentro de ti, es algo que va intrínseco al ser humano. No se puede ser humano y no ser creativo. Podemos, eso sí, bloquear la creatividad. Sin embargo, la gran noticia es que podemos desatar este don divino que nos distingue del resto de seres vivos.

Muchas personas me están preguntando últimamente: “Pero Pepe, ¿es tan necesaria la creatividad? ¿para qué me sirve desarrollarla?”.

El porqué está fácil de responder: “Si no eres creativo no te adaptas y quedarás obsoleto”, punto.

El para qué, deberás descubrirlo tú mismo: “¿Cuál es el propósito por el que estás aquí?”. Esta respuesta te revelará tu misión y tu propósito de vida y en consecuencia entenderás de una manera profunda la necesidad urgente de alimentar tu creatividad… para cumplir ese propósito.

Te decía en la primera parte de esta artículo que vivir sin creatividad y bajo el yugo del miedo, es como vivir deshojando una margarita. Pues bien, desarrollar la creatividad es vivir bajo los “4 pétalos de un trébol”. Sí, ya sé que el trébol de cuatro hojas representa la buena suerte, y es que la mala suerte existe pero la buena suerte se busca.

Así que déjame decirte cómo se busca la buena suerte a través del trébol de cuatro hojas.

trebol-cuatro-hojasEl primer pétalo del trébol es “aprender a gestionar el miedo”. Así de simple. Y sí, ya se que decirlo es fácil, pero es lo que toca.

Te digo algo: “En este nuevo escenario ganará quien mejor gestione sus miedos”.

Te recomiendo que te descargues gratuitamente mi libro “Stop al Virus del Yuyu”, una guía práctica de estrategias para gestionar el miedo. Aquí vas a aprender cómo hacerte cargo de esta emoción tan poderosa.

Recuerda lo que digo en la portada de mi libro: “Tener miedo no es malo, lo malo es que el miedo te tenga a ti”.

Una de las cosas que hoy quiero resaltar entre todas las estrategias para gestionar el miedo es la lectura. La lectura cura la ignorancia y créeme si te digo que el miedo se ceba en la ignorancia… en consecuencia, la creatividad queda absolutamente bloqueada.

El segundo pétalo para desarrollar la creatividad son “tus competencias”. Es decir, lo que sabes hacer de manera integrada en tu identidad.

Una competencia es el resultado de la suma del conocimiento, la habilidad y la capacidad. Esto sólo se consigue leyendo, estudiando… por eso te insistía en este tema y lo mas importante: practicando lo leído”. Porque, como decía Aristóteles,: “quien lee y lee y no practica, es como quien ara, ara y nunca siembra”.

Aprender no es acumular conocimiento, sino acumular experiencia. Es atreverse a poner en práctica a través de la acción lo que lees y estudias.  Saber mucho y no ponerlo en acción tiene un nombre “analfabetismo funcional” y es una lástima ver cantidad de jóvenes que se han “dejado las pestañas pegadas a la bombilla de un flexo”, pero que son incapaces de “buscarse la vida por sí mismos”. Se requiere creatividad para súper vivir en este mundo nuevo.

Te dejo aquí tres preguntas que te pido que te sientes y te las respondas de manera honesta.

¿En qué he sido bueno hasta ahora?

¿Qué competencias tengo ocultas?

¿Qué estoy dispuesto a hacer para incorporar estas competencias?

Quizá sea importante recordarte que “lo que te trajo hasta aquí, no tiene por qué llevarte más lejos”.

El tercer pétalo de la creatividad es la “flexibilidad cognitiva”. Sí, ya se que suena muy rimbombante, pero lo que quiero decir que debemos ser más flexibles con lo que pensamos, con lo que creemos.

Somos el resultado de lo que pensamos. Lo que somos y vivimos es el espejo de nuestras creencias. Nuestro mundo interno crea nuestra vida.

Si lo que crees es rígido, la tempestad de la vida te hará frágil. Sí, exacto, como el tronco que no es flexible y que se siente fuerte, pero que a la primera de cambio, ante un huracán, es arrancado de cuajo de sus raíces.

sauceSin embargo, el sauce se inclina, se adapta a la fuerza de ese viento tremendo y su flexibilidad le salva la vida.

Así debemos ser en estos tiempos. El artista Picasso, decía que “desaprender es mucho mas complicado que aprender”, porque es necesario soltar manera de pensar que no nos son útiles en este nuevo mundo.

Una manera de pensar arcaica hará de ti un ser anquilosado y atrapado en el ayer… roto y desarraigado y nada funcional en esta era post-Covid.

Te dejo aquí de nuevo  tres preguntas que te harán reflexionar sobre este pétalo.

¿Qué pensabas/creías antes de la era post-Covid, que te servía pero que ya no te sirve?

¿Qué manera de pensar podría fastidiarte en estos tiempos?

¿Qué debería pensar/creer para ser más adaptativo a estos tiempos?

Dedica un buen rato a pensar en estas preguntas y analiza bien tus respuestas. No quieras sostener en tu mente un software que ya no es funcional ni operativo.

Somos lo que pensamos. Así que si tu manera de pensar no te sirve para lograr aquello que deseas, cambia la manera de pensar. Ya sé que suena fácil y no es que lo sea. La mayor dificultad en cambiar tu manera de pensar es todo lo que ya crees que es verdad, que es así… tus conclusiones.

El cuarto pétalo del trébol para crearte la buena suerte es “vivir en pasión”.

Déjame decirte una cosa que ya sabes… en realidad sólo te lo voy a recordar: “de aquí no salimos vivos”. Así que explícame las razones por las que habría que vivir sin pasión.

Enamórate de lo que haces, no hagas aquello que no te conecte contigo. No estoy diciendo que no hagas la parte más fea o desagradable de tus actividades o de tu trabajo. Evidentemente hay que hacer todo lo necesario para lograr tus sueños y no todo lo que hacemos es apetecible o agradable. Pero esto no quita que no lo hagas con pasión.

Pasión es ponerle “ganas a la vida”, no es hacer lo que me gusta… lo que te dé la gana.

Pasión es darlo todo, no es quedarte con algo para luego.

Pasión es poner tu atención en lo que haces, sea trabajar o estar con tu familia.

Pasión es ser consciente de que cada segundo cuenta. Que el dinero va y viene, que la salud va y viene… pero el tiempo va y no vuelva jamás.

Pasión es redimir la vida al máximo.

Pasión es reírte de ti cuando fallas y aprender para mejorar en la próxima.

Pasión es poner el foco en lo que verdaderamente te importa.

Pasión es vivir ocupándote y no preocupándote. Decía Winston Churchill: “si de algo me arrepiento en mi vida, es de haberme preocupado de miles de cosas que no ocurrieron nunca”.

Aprende a gestionar tus miedos, descubre y potencia nuevas competencias, adáptate a través de tu manera de pensar a esta nueva era post-covid y vive con pasión.

Esta es la fórmula de la buena suerte, esa suerte que potencia en ti la creatividad y hará de tu vida una historia que merezca ser contada.

creatividad-musica

¿Estamos preparados para adaptarnos a cualquier circunstancia? El coach Pepe Cabello analiza en este artículo cómo desarrollar la creatividad en momentos de incertidumbre como el que estamos viviendo.

Pepe Cabello, Entrepreneur & Life Coach

Creador de la Escuela on line Desarrolla tu potencial

Pepe-CabelloSinceramente, el ser humano no está diseñado para vivir en este caos. Somos seres increíbles, capaces de adaptarnos prácticamente a toda circunstancia, eso es cierto, pero nuestro diseño original no es apto para un mundo tan híper conectado y tan rápido.

En estos tiempos que vivimos, nuestro cerebro genera una media de 60.000 pensamientos por día, ¿puedes imaginarte esto?. Un pensamiento cada segundo y medio, aproximadamente. Esto que parece una barbaridad y seguramente lo sea, es lo que puede procesar nuestro maravilloso cerebro. Una máquina capaz de adaptarse, de inventar y crear maravillas, pero simplemente no está diseñado para eso.

Es como tratar de llevar un coche utilitario a tres mil revoluciones por minuto. ¿Podría? Sí, pero no fue diseñado para eso, y antes o después quedará destrozado. Lo nuestro se llama estrés, distrés y ansiedad, ¿te suena?

Ya sé que estarás pensando que no eres consciente de esos pensamientos y es porque nuestro cerebro los automatiza. Por eso es que todos sabemos que vivimos en eso que solemos llamar “piloto automático”.

En realidad automatizamos procesos por adaptación biológica, es decir, aprendemos cosas de manera consciente, pero cuando ya nos salen bien o tenemos la seguridad de que podemos obtener un resultado predecible, automatizamos y “a otra cosa mariposa”. Así incorporamos cientos de habilidades y capacidades a nuestra existencia. Nos gusta tener bajo control todo cuanto podamos, todas las preguntas posibles que pudiéramos hacernos, nos gusta tener ya las respuestas listas. Sencillamente somos adictos a las certezas.

creatividad-musicaAunque te parezca increíble, el ser humano prefiere una certeza dramática antes que una incertidumbre que podría ser halagüeña. Cuando una familia tiene la desgracia de que un ser querido desaparece, les escuchamos decir algo que a priori parece inverosímil: “prefiero encontrar su cuerpo sin vida antes que vivir con esta incertidumbre”.

Pero, ¿sabes dos cosas importantes? La seguridad nos aleja de la creatividad y la incertidumbre genera una emoción muy poderosa que llamamos miedo. Por lo cual, estamos perdidos si no enfrentamos la creatividad con consciencia y con ganas.

La creatividad, por definición es la capacidad de resolver un problema, o una ocurrencia original que se convierta en un producto valorado en un ámbito específico.

Lo que pasa es que la creatividad se mueve en el mundo de la incertidumbre, pero claro si la incertidumbre genera miedo… me surge una pregunta potente ¿Puedo desarrollar mi creatividad? Quédate tranquilo, la respuesta es sí. Pero necesitamos ponernos a trabajar en ello.

Una advertencia, quiero desmitificar algo que suelo escuchar por ahí: “esa persona es muy creativa”. Bueno, pues como bien decía el psicólogo y profesor de Harvard Howard Gardner, padre de las inteligencias múltiples, “no se puede ser creativo en todo”. Las personas podemos ser creativas en áreas especificas de nuestra vida.

Os quiero contar un secreto: “Vivir bajo el yugo del miedo, te alejará de una de tus más grandes esencias… la creatividad.

Bloqueará en ti tus más puros instintos de generar opciones para lograr metas y objetivos en la vida y no te permitirá tener jamás la sensación de haber desarrollado un producto o un servicio digno de que alguien diga: guauuuu”.

La gente que vive queriendo tener todo bajo control (por cierto, primer síntoma del miedo) es como si vivieran desojando una margarita. Me quiere, no me quiere… tendré éxito, no tendré éxito, esto se venderá, esto no se venderá… y así van por la vida. Terminan concluyendo que todo es cuestión de suerte y sentenciando su vida con un “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.

¿Te has parado a pensar bien lo que se dice en esta sentencia? Hagamos la frase al revés: “Prefiero no conocer nada nuevo que pueda ser muy bueno para mí y quiero quedarme con esto que es horrible, que no me gusta, pero que al menos lo conozco”

De veras, es muy fuerte, míralo así: “prefiero seguir comiendo pan duro y con moho, antes que un buen bocadillo de jamón de bellota con un chorreón de aceite de oliva”.

“Es que al menos, el pan duro sé a que sabe… el jamón de bellota no sé si me caerá bien”… en fin… una paradoja.

La creatividad es un estilo de vida, es renunciar a las certezas y atreverse a adentrarse en el maravilloso mundo de la incertidumbre.

Para eso, necesitamos desarrollar una confianza propia importante. Recuerda que “cuando un árbol se cae, el pájaro no tiene miedo, porque su seguridad no estaba puesta en la rama a la que estaba agarrado, si no en sus alas”

creatividadQuizá sea el tiempo de abrir nuestras alas y desarrollar nuestra creatividad. El mundo que acabamos de pisar, el futuro en el que ya estamos, requiere hombres y mujeres creativos. Capaces de desafiarse a sí mismos y mostrar sus talentos más ocultos. Sinceramente, no es justo que por tus miedos, el mundo se pierda la música que hay en tu interior.

Vivir en la creatividad, es vivir, no desojando una margarita, sino apostando por un trébol de cuatro hojas. Le he llamado “los cuatro pétalos de la creatividad”

Te los cuento en la segunda parte de esta artículo.

De momento te dejo con una reflexión, que está basada el título de uno de mis libros: ¿Y si fuera posible?… ¿qué soñarías?

 

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies